Suscribirse

sábado, 25 de julio de 2009

CATcerto

Que yo sepa a nadie se le había ocurrido usar a un gato como concertista de piano. Es un hecho que a los gatos les encanta la música, o por lo menos toquetear las teclas del piano y revolcarse sobre ellas, pero lo que ha hecho Mindaugas Piecaitis es, como poco, original.



En la web del proyecto CATcerto hay más información

Visto en yonkis.com