Suscribirse

jueves, 20 de diciembre de 2007

No te saltes el eje!



Salto de eje
Se produce cuando no respetamos el eje imaginario que se establece entre dos personajes que interactúan o en la línea de desplazamiento de un personaje u objeto de la escena. Si en una conversación entre dos personajes colocamos una cámara a un lado del eje que une a los conversadores y otra cámara al otro, en el montaje se verá que ambos personajes, en lugar de mirarse uno al otro, miran ambos en la misma dirección, error que se conoce como “salto de eje”. Si lo hacemos en una persecución, dará la sensación de que el coche corre cada vez en dirección contraria a la anterior.