Suscribirse

martes, 26 de agosto de 2008

En el centro

Una de las primeras cosas que descubrimos –hace nada menos que 400 años, pero como si no– es que ni el planeta ni nosotros mismos somos el centro del universo; andamos subidos a 250 kilómetros por segundo en un planeta de una estrella mediana en la parte exterior de uno de los billones de galaxias existentes. Y, no obstante, ¿cuántas personas siguen creyéndose que son no sólo el centro del universo, sino el ombligo del mundo?

Extraido del blog de Eduard Punset