Suscribirse

martes, 12 de febrero de 2008

Con dos pares...

Alguna vez me he preguntado qué sería de mi si por un accidente o enfermedad mis piernas dejaran de "aguantarme". Pues bien, la red está llena de ejemplos de que no siempre lo que parece malo es tan malo como en principio parece.



El vídeo: http://es.youtube.com/watch?v=Mef_yTb4LWI