Suscribirse

miércoles, 8 de abril de 2009

La belleza mató a la bestia

Y dijo el profeta:
La bestia contempló el rostro de la bella y su mano no mató. Y desde aquel día fue como si hubiera muerto.

Supuesto antiguo proverbio árabe, que se cita en King Kong (1933)