Suscribirse

miércoles, 23 de abril de 2008

Corre, sevione, corre!

Me encantaría empezar a correr y no parar nunca. Superar cualquier obstáculo con técnicas de Parkour. Mirar solo hacia delante.... Pero no, mi rodilla no me lo permite, y mientras no podamos comprar a bajo precio partes del cuerpo sanas a gente del tercer mundo, me tendré que conformar con imaginarlo.