Suscribirse

viernes, 4 de enero de 2008

Ser bueno

Cuando el bosque ardió en llamas, los animales comenzaron a correr para salvar su pellejo.

Un Picaflor, sin embargo, recogía una y otra vez agua del río para verterla sobre el fuego.

“¿Es qué acaso crees que con ese pico pequeño vas a apagar
el incendio?” -le pregunta el León.

“Yo sé que no puedo solo, -responde el pajarito- pero estoy haciendo mi parte”.

Betinho